Beneficios del Yoga para el cuerpo, la mente y el espíritu

Introducción a los beneficios del Yoga para el cuerpo, la mente y el espíritu.

Los beneficios del Yoga son muchísimos. El Yoga es una práctica que se ha mantenido durante milenios porque generación tras generación el ser humano ha podido comprobar que son ciertos esos beneficios del Yoga para el cuerpo, y los beneficios del Yoga en la mente.

Existen beneficios del Yoga que todavía están por descubrirse, de la misma manera que hubo un tiempo en que todavía no se sabía que hacer Yoga es bueno para combatir la diabetes ya que aumentan los niveles de insulina; o que no se sabía que los adultos que lo practican regularmente pueden ver incrementada su densidad ósea. Conforme avance la ciencia veremos aumentar los beneficios del Yoga demostrados.

Dan igual tus circunstancias actuales, puedes mejorar tu vida gracias al Yoga, y no es una exageración. Cada efecto positivo puede tener una gran repercusión en tu vida, y si los juntas todos te garantizo que se notarán. Lo único necesario es practicar con regularidad, porque de nada sirve empezar muy bien y dejarse llevar después. ¿Te sientes deprimido? ¿Estresado? ¿Cansado? ¿Vacío? La respuesta para todos los casos es la misma: Haz Yoga. Dale una oportunidad.

En este post te explicamos los más importantes de entre todos esos beneficios del Yoga. También tenemos otros posts en los que explicamos los beneficios del Yoga para un grupo de personas determinado, como el de embarazadas, o los beneficios del Yoga según las distintas vertientes o estilos, como el Yoga terapéutico.

Al leerlos, verás que muchos de estos beneficios del Yoga están relacionados. Es completamente normal si tenemos en cuenta dos cosas:

  • El ser humano está compuesto de cuerpo, mente y espíritu. Una persona es la unión de esas partes no independientes. Lo que afecta al cuerpo tiene una repercusión en la mente. Y, por ejemplo, saber concentrarse implica un mayor de poder en la meditación, que es buena para el espíritu.
  • El cuerpo humano es complejo. Las consecuencias de hacer ejercicio son muchísimas porque uno de los beneficios del Yoga puede afectar no solo a la parte especifica del cuerpo que queríamos mejorar, sino a otras, que a su vez mejoran otras.

Por seguir un orden, vamos a dividir los beneficios del Yoga en dos tipos: los beneficios del Yoga para el cuerpo, en la mente. Los beneficios del Yoga para el espíritu están estrechamente relacionados con los que hemos incluido en la parte de la mente.

Antes de nada, hay que recordar que lo más importante es que empieces a practicar Yoga lo antes posible, sea en casa o en un centro de Yoga. Si eliges practicar en un centro y vives cerca, te recomendamos (clases de yoga en pamplona en Shivashakti)

Beneficios del Yoga para el cuerpo

Los beneficios del Yoga para el cuerpo son muchísimos, y se obtienen con la práctica de cualquiera de los tipos de Yoga. No hay que identificar los beneficios del Hatha Yoga con los beneficios físicos, porque hacer Yoga físico o Hatha es bueno también para la mente, y no solo para el cuerpo.

Los principales beneficios del Yoga para el cuerpo son:

  1. Más flexibilidad

El Yoga es muy bueno para ganar flexibilidad en todas las partes del cuerpo. Es muy habitual ver a los nuevos yoguis en sesiones de Yoga para principiantes con dificultades para tocarse los dedos de los pies sin doblar las rodillas. Piensan que ellos no pueden llegar a conseguirlo. Lo sé porque… ¡me pasó a mí también! Pero en realidad sí que puedes mejorar.

La flexibilidad es buena porque aumenta la amplitud de movimiento útil (es decir, puedes dar pasos más amplios, o llegar a hacer algunas de esas asanas que al principio no podías), reduce el riesgo de lesiones, que en caso de producirse son más leves, retrasa la aparición del cansancio muscular, previene y alivia la sensibilidad dolorosa en músculos y articulaciones tras hacer ejercicio, aumenta el nivel de destreza…

Este es uno de los beneficios del Yoga que se empieza a notar a partir de la semana, muy pronto, desde que comienzas a practicar Yoga, si es a diario o con un día de descanso. Si no, se tarda un poco más. En cualquier caso, te notarás más flexible en un corto periodo de tiempo.

  1. Más fuerza

Otro de los grandes beneficios del Yoga, pero este se nota a más largo plazo que la flexibilidad. Sin embargo, las piernas suelen necesitar menos tiempo para endurecerse. Lo notarás en ti misma y verás que es cierto.

Unos músculos fuertes te hacen tener mejor imagen. Pero todavía más importante es que nos protegen de muchas cosas. Los dolores de espalda, e incluso la artritis, son menos numerosos entre aquellas personas cuyos músculos son fuertes.

Por otro lado, es un punto a favor del Yoga que la fuerza que ganas practicándolo no está reñida con la flexibilidad. Seguro que habéis visto a culturistas, que están muy musculados, que dan la sensación de no poder girar el cuello. Yo pienso en Arnold Schwarzenegger cuando era joven, y me cuesta imaginarlo demostrando flexibilidad. Ir al gimnasio supone aumentar la masa muscular pero sin trabajar la flexibilidad. Con Yoga tienes ambas cosas.

  1. Más energía

Tendrás más energía si practicas Yoga. La gente podría pensar que si haces ejercicio estarás más cansado por el desgaste. Es justo lo contrario. El primer día que haces Yoga puedes estar más cansada/o, pero no es por haber hecho ejercicio. ¡Es porque estás acostumbrada/o a no hacerlo!

Muchas veces hablo de la regla de los 21 días: si permaneces 21 días haciendo algo, te resultará algo natural y fácil. Si pasas una semana haciendo Yoga, seguro que notas que tienes más energía y es más fácil. Si llegas a las 3 semanas, ya habrás adquirido un hábito, y obtendrás el máximo rendimiento de uno de los beneficios del Yoga.

Empezar el día con 15 minutos o más de Yoga es ideal para tener más energía, alegría y vitalidad. Al principio, tú puedes alternar días de Yoga físico con otros de meditación. Así verás qué es lo que te viene mejor para obtener los máximos beneficios del Yoga.

  1. Menor presión arterial

Una de las principales causas de alta presión arterial es el estrés. Saber cómo liberar el estrés es fundamental a la hora de mantenerse sano. La pena es que nadie sabe cómo. O por lo menos, sin recurrir a las pastillas.

Reducir la presión arterial de manera natural es otro de los beneficios del Yoga. Sus ejercicios son muy eficaces para levantar tus ánimos, ya que el cerebro hace que se produzcan ciertas hormonas que te hacen sentir mejor. Si te sientes mejor, obviamente te sientes menos estresado y la presión baja.

Además hay otras causas de la alta presión y todas pueden resolverse gracias al Yoga, practicado de manera habitual. ¿Por qué es así? Porque en el 95% de los pacientes con hipertensión la causa no es orgánica, sino la sal, el alcohol y la obesidad, aparte del estrés, que ya hemos comentado.

Si practicas Yoga verás que reduces la hipertensión arterial, lo que es genial para mantenerse sano.

  1. Menor dolor

Una buena selección de asanas te permitirá sufrir menor dolor, que es otro de los beneficios del Yoga. Esas asanas, o posturas, no solo hacen que los músculos estén más fuertes a la par que flexibles, sino que libera la tensión y el estrés, generando menos lesiones y dolor. Como verás está todo conectado.

Unas veces el dolor serán unas simples agujetas. En otras la causa es más grave, como artritis u otras enfermedades del estilo. En lo que te ayuda el Yoga es en rejuvenecer el cartílago, que se encuentra entre dos huesos, y que si se desgasta, ambos huesos chocan, generando el dolor.

Por supuesto que para quien sufre estas dolencias, uno de los beneficios del Yoga que más influencia tienen en sus vidas es sufrir menos, tener un menor dolor.

Y en cuanto a las causas no crónicas del dolor, como que un día te duela la espalda, el Yoga también resulta beneficioso. Lo que hemos dicho en el apartado de la fuerza se aplica aquí. Con músculos más fuertes, es menos probable que tengas dolor.

  1. Mejor metabolismo

Un mejor metabolismo es una de los beneficios del Yoga. Para explicarlo te daré una breve definición de metabolismo: es el conjunto de reacciones químicas que efectúan las células de los seres vivos para obtener energía. Es decir, si mejoramos la capacidad de nuestro organismo para producir energía, conseguiremos tener más, consumiendo menos recursos.

¿Cuál es el proceso para obtener uno de los beneficios del Yoga más sorprendentes y de los que menos se habla? El sistema endocrino es el encargado del metabolismo. Practicar Yoga estimula este sistema, y fortalece los músculos endocrinos.

Las asanas de Yoga mejoran la circulación y ayudan a eliminar lo que el cuerpo no necesita. La respiración, que en WideMat estamos siempre hablando de ciclos de respiración con tres fases (inspirar-aguantar-expulsar), está relacionada con el sistema nervioso parasimpático, de tal forma que ayuda a equilibrar los niveles hormonales.

  1. Mejor sistema inmune

Quienes practican Yoga con frecuencia tienen un mejor sistema inmune. Si decía en el punto anterior que un mejor metabolismo era uno de los beneficios del Yoga más desconocidos, qué decir de este. Sin embargo, es cierto.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oslo, Noruega, asegura que practicar Yoga produce cambios en más de un centenar de genes vinculados al sistema inmune. El estudio se realizó comparando la activación de los genes en dos grupos de personas: unas practicaron Yoga (asanas, respiracion y meditación), mientras que el segundo grupo de control realizó caminatas y luego dedicó tiempo a escuchar música de Jazz y a relajarse como sustitución a la meditación.

Los resultados fueron asombrosos: en el grupo de practicantes de Yoga se vio la activación de 111 genes relacionados con el sistema inmune; en el de caminantes, 38. Todo ello en un plazo muy breve de tiempo: solo 4 días, con sesiones de 2 horas de Yoga. Por lo tanto, un mejor sistema inmune es uno de los beneficios del Yoga.

  1. Mejor respiración

La mejor respiración es uno de los beneficios del Yoga más claros. Los yoguis tienen la capacidad de controlar la respiración gracias a la práctica habitual de ejercicios de respiración. Indudablemente la capacidad pulmonar es mayor en las personas que practican Yoga que en aquellas que llevan una vida sedentaria, sin apenas ejercicio.

Además quienes practican Yoga saben respirar mejor. Sí, hay varias maneras de respirar, y la mejor es inspirar por la nariz y expulsar el aire por la boca. Especialmente importante cuando haces algún tipo de actividad física. Y no solo nos referimos a hacer deporte. Una actividad física puede ser andar, o subir las escaleras.

La mejor respiración como uno de los beneficios del Yoga es todavía más relevante en el caso de personas que tienen problemas respiratorios, porque el Yoga acompañado de seguir las indicaciones del médico es el tratamiento ideal.

El pulmón es un órgano, no un músculo, pero las paredes de los bronquios sí son músculos. Se encargan de ensancharse y llenar el bronquio de aire, y luego expulsarlo. Si estás resfriado, lo que está ocurriendo es que esos músculos se estrechan, no cabe tanto aire. El esfuerzo aumenta considerablemente si además si produce la inflamación de esas pareces, que da paso a un ataque de asma.

Practicando Yoga aprendemos las posturas que nos ayudan a respirar mejor durante un ataque de asma o alérgico, y técnicas de relajación que nos permiten controlar nuestras emociones y pensamientos para actuar de la manera correcta, sin dejarnos llevar por el pánico.

Ten en cuenta que los medicamentos para curar alergias y el asma tienen menor efecto con el paso del tiempo, mientras que con Yoga, cuanto más practiques más mejorarás. Por eso es uno de los mejores beneficios del Yoga.

  1. Mejor circulación

Otro de los beneficios del Yoga es la mejor circulación de la sangre. Las distintas posturas ayudan de diferente manera. En general el Yoga produce la activación de la circulación en manos y pies, que al estar más alejadas del corazón necesitan que el corazón bombee más fuerte. Hay personas que siempre tienen las manos frías en cuanto hace un poquito de frío, y esto es por algo. En invierno se nota mucho más y tienen menos color. Para ellas practicar durante 15 minutos al día, como mínimo, puede ser suficiente para aprovechar todos los beneficios del Yoga en cuanto a la circulación se refiere.

  1. Mejor postura y bueno para el dolor de espalda

Las asanas insisten en mantener la espalda y la cabeza rectas. La gente que tiene la espalda encorvada normalmente puede aprender a corregir esa postura que es mala para la salud y hasta fea estéticamente. Puedes aliviar el dolor de espalda con algunas asanas, y para prevenirlo puedes realizar otros ejercicios para fortalecer la espalda.

Piensa que esa mala postura es la raíz del dolor de espalda y en muchas ocasiones del de cabeza. La cabeza pesa aproximadamente una media de 8kg. Si no la mantienes en línea con la espalda estarás generando tensión en los músculos del cuello. Haz la prueba: si echas la cabeza hacia adelante, notarás esos músculos del cuello de los que estamos hablando. Si dejaras de hacer fuerza para mantener la cabeza, esta caería hacia adelante.

Pasar todo el día soportando 8 kg de peso es la mejor manera de sentirte cansado, lo cual lo notarás de repente, cuando el cuerpo te empiece a avisar. Ese aviso es un dolor de cabeza, pidiéndote que estés recto. Es decir, mejor postura y menos dolores son otro de los beneficios del Yoga.

  1. Más equilibrio

Uno más entre los beneficios del Yoga es tener más equilibrio. Practicar Yoga habitualmente hace que controles tu cuerpo, gracias a que el equilibrio es necesario para realizar muchas de las posturas, desde las más simples, como la Asana de la Montaña, hasta las más complejas, como las inversiones. Entre medias puedes encontrar multitud de asanas y niveles de dificultad que te irán exigiendo usar tu equilibrio.

El equilibrio está estrechamente relacionado con problemas de rodilla y dolor de espalda. Para mantener el equilibrio hay que ser conscientes de la posición de tu cuerpo en el espacio. De ahí que las personas que tienen problemas de oído, también los tengan de equilibrio. Inconscientemente usan la cabeza para equilibrar, echándola hacia adelante, lo que es peor todavía a largo plazo. Los beneficios del Yoga para estas personas son clave para evitar caídas, dolores, sensación de mareo, etc.

  1. Menos peso

Uno de los más claros beneficios del Yoga. Gracias al Yoga se pueden perder muchas calorías. Si quieres comprobar cuántas, mira en nuestra Calculadora de calorías. El Yoga hace que pierdas esos kilos de más que crees que te sobran cuando te miras al espejo, y si no te sobran, ayuda a mantener ese peso y estilizar la figura.

Todas las asanas de Yoga son buenas para adelgazar, pero hemos seleccionado las 5 mejores posturas de Yoga para adelgazar, y con ellas puedes ver por ti misma uno de los beneficios del Yoga.

Hacer Yoga reduce notablemente los niveles de cortisol y eleva los de serotonina. El cortisol está asociado con los desórdenes alimenticios, y nos mueve a comer cuando nos sentimos estresados, deprimidos o aburridos. La forma de combatir el cortisol es con ejercicio y con fuerza de voluntad, la cual adquieres cuando te decides a practicar Yoga, superando la tendencia anterior a no hacer ningún esfuerzo. Es decir, que entra en juego otro de los beneficios del Yoga, el incremento de la fuerza de voluntad, incluido más abajo entre los beneficios del Yoga en la mente.

  1. Menor colesterol

Este es uno de los beneficios del Yoga más estudiados científicamente. Un artículo publicado recientemente en European Journal of Preventive Cardiology habla de la eficacia del Yoga para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y especialmente a través de rebajar el colesterol.

El Yoga comparado con la inactividad física resultó muy beneficioso para la salud: la lipoproteína de baja densidad (colesterol malo) se redujo en 12,14 mg/dl, y la lipoproteína de alta densidad (colesterol bueno) aumentó en 3,20 mg/dl.

Una de las conclusiones del estudio indica que «el yoga proporciona un beneficio estadísticamente significativo en la reducción del colesterol LDL cuando se añade a la medicación». Quienes lo practicamos estamos de enhorabuena por los múltiples beneficios del Yoga.

  1. Niveles más bajos de azúcar

Uno de los beneficios del Yoga que se investigó entre 1961 y 1984 en el Centro de Investigación y Yogaterapia de Jaipur. El estudio se realizó con 641 diabéticos, que se sometieron a la práctica del Yoga por 30 minutos al día durante un plazo de 60 a 90 días, y se concluyó que la mayoría habían reducido los niveles de glucosa de la sangre.

  1. Reduce la diabetes tipo II

Demostrado científicamente, reduce la diabetes tipo II. Ni más ni menos que la Universidad de Harvard fue la que incluyó este entre los beneficios del Yoga. La conclusión del estudio fue que «3.5 horas de ejercicio a la semana puede reducir casi a la mitad el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en las mujeres». Los ejercicios de Yoga y pesas fueron los que mejores resultados obtuvieron.

Por cada 60 minutos semanales, las mujeres redujeron el riesgo de diabetes tipo 2 en un 14%, y en un 40% las que hicieron más de 150 minutos. Los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista PLoS Medicine, donde se han publicado otros estudios sobre los beneficios del Yoga.

  1. Menos riesgo de enfermedad cardiovascular

Es la conclusión inevitable de tantos datos y beneficios del Yoga que hemos explicado arriba. El Yoga reduce el estrés, el colesterol, el peso, el azúcar, la hipertensión… y aumenta los niveles de oxigenación de la sangre, la circulación, etc.

  1. Previene la osteoporosis

Ya lo comentamos en el artículo sobre Yoga terapéutico: uno de los beneficios del Yoga es hacer los huesos más fuertes, y como prueba aportamos un estudio científico de 2009, que dice que practicar Yoga habitualmente puede incrementar la densidad ósea en adultos. Esa densidad es la forma de medir da salud de los huesos, por lo que se reduce el riesgo de sufrir fracturas, y mejora la respuesta del cuerpo ante un hipotético tratamiento por osteoporosis.

  1. Alivia síntomas de todo tipo de enfermedades

Entre los beneficios del Yoga está el aliviar síntomas de todo tipo de enfermedades. Por poner un par de ejemplos: si tienes un resfriado, la mayor capacidad pulmonar permite que respires mejor; si te haces un esguince en la rodilla, te recuperarás antes gracias a que tu articulación es más flexible y puedes moverte mejor.

  1. Bueno para el dolor de cabeza

Como comentamos al decir que mejorar la postura es uno de los beneficios del Yoga (punto 10), mantener la cabeza en línea con la columna, reduce la tensión en los músculos de la espalda, que además son más fuertes.

  1. Bueno para las embarazadas

Hay muchísimos beneficios del Yoga para embarazadas. Este es un estilo que incluimos al explicar los tipos de Yoga, ya que las asanas, ejercicios de respiración y meditación están adaptados a las circunstancias de las embarazadas, y orientados a buscar lo mejor para la mamá y el bebé en función del trimestre en el que se encuentre.

De hecho, en nuestro artículo sobre Ejercicios para embarazadas incluimos 3 asanas por cada trimestre, y te contamos los beneficios del Yoga para embarazadas.

  1. Mejor sexo

Disfrutar de mejor sexo es uno de los beneficios del Yoga. El sexo estaba muy ligado al Yoga en sus inicios, pero cuando las religiones comenzaron a ser muy poderosas, se hizo necesario separar Tantra y Yoga para que este último fuese socialmente aceptado.

  1. Tonifica el cuerpo

El Yoga tonifica el cuerpo. Junto con el aumento de la flexibilidad y de la fuerza son de los beneficios del Yoga más conocidos, dentro del grupo de beneficios del Yoga para el cuerpo.

Después de una semana de Yoga practicado diariamente (o con un día de descanso) verás tus músculos más tonificados. Si practicas 2 o 3 veces por semana, tardarás algo más, pero indudablemente lo acabarás advirtiendo.

Beneficios del Yoga en la mente

Los beneficios del Yoga en la mente son incluso más importantes que los que te hemos explicado en beneficios del Yoga para el cuerpo. Esto es así porque en el apartado anterior hemos hablado muchas veces de aspectos mentales. Por ejemplo: el Yoga reduce el riesgo de infarto porque reduce el estrés.

Aun así, no hay que ver los beneficios del Yoga separados en función del eje cuerpo-mente, porque cada persona es la unión de cuerpo, mente y espíritu. La única razón por la que los hemos separado es querer aportar claridad.

  1. Más atención y concentración

El Yoga te enseña a controlar la mente. Y es algo difícil que solo se puede conseguir gracias a la práctica constante. Aquí hay que recordar esta frase que a mí me gusta mucho:

La atención se dirige a donde va la intención.

Es un ejercicio de disciplina. Cierra los ojos, en silencio, y trata de no pensar en nada. ¿Verdad que se te pasan por la mente multitud de cosas? Si nunca has hecho este ejercicio te sorprenderás. Es uno de los más importantes beneficios del Yoga.

  1. Dormir mejor y rápido

Dormir mejor y rápido es otro de los más importantes, a mi juicio, beneficios del Yoga. Lo dijimos en el artículo de posturas para dormir mejor: lo esencial es la calidad del sueño, no la cantidad de horas. Y el Yoga Nidra es el tipo de Yoga que te enseña cómo mejorar la calidad.

  1. Más equilibrio

Más equilibrio emocional y físico. Por muchas razones esto hay que tenerlo en consideración. Una persona que no sabe mantener cierta estabilidad emocional necesita hacer ejercicios de meditación. Si no, cuando esté mal, verá la solución a sus problemas como algo lejano, difícil de alcanzar, no haciendo nada por cambiarse a sí misma o la situación. Y cuando esté bien, creerá que todo es perfecto. Tampoco hará nada, porque pensará que no hay nada que mejorar. Son casos extremos, pero reflejan muy bien lo importante que es el equilibrio y por qué es uno de los beneficios del Yoga.

  1. Menos estrés y ansiedad

Este es otro de los beneficios del Yoga que ya hemos comentado por su gran influencia en el cuerpo. El Yoga te ayuda a controlar el estrés, y donde otros desisten, tú vencerás. Permanecerás concentrado en tu objetivo y no sentirás la presión desmedida.

De varios beneficios del Yoga ha hablado Myriam Hunink, del Centro Médico de la Universidad Erasmus, en Rotterdam, y la Escuela de Salud Pública de Boston de Harvard. Afirma que practicar Yoga aporta los beneficios del ejercicio físico pero reduciendo el nivel de estrés que va asociado a otros deportes en los que se fomenta la competitividad.

  1. Mejor memoria

Efectivamente, tener mejor memoria es uno de los grandes beneficios del Yoga. Cuando decides activar conscientemente tu cerebro, los efectos son maravillosos. No solo tienes mayor poder de concentración, si no que tu cerebro se acostumbra a usar su capacidad al máximo y se establecen más conexiones neuronales, que consiguen encontrar la información más rápido.

  1. Estás de buen humor

El Yoga provoca la generación de múltiples hormonas que te hacen sentir mejor. Pero sobre todo estás de buen humor porque tienes más energía, te conoces mejor, obtienes todos los beneficios del Yoga, te sientes realizado, te conoces mejor… todo eso lo quieres compartir con los demás, y muestras tu mejor versión.

  1. Autoconocimiento

Los beneficios del Yoga, a nivel mental, parten de este concepto. ¿A dónde quieres llegar si no te conoces? ¿Cómo vas a ser feliz? Dedica 10 o 15 minutos al día, como mínimo, a meditar y estar en contacto con esa parte de ti que está esperando que la escuches. Muchas veces por el ruido externo (metafóricamente hablando, aunque también literalmente) no nos permitimos esa labor de introspección que hace que nos conozcamos y queramos. El resto de beneficios de Yoga necesitan que te conozcas para poder desarrollarse plenamente.

  1. Te da paz interior

Conocerte a ti mismo te produce una magnífica sensación de paz interior, y no hay nada como sentirse bien con uno mismo y tener la conciencia tranquila, por lo que este es para mí parte de un imaginario Top 3 de beneficios del Yoga (es una forma de expresarse, no pretendo hacer un top de verdad, que sería muy difícil).

Hay veces que buscamos la felicidad donde no podemos hallarla y eso nos provoca frustración. Unas veces por no lograr lo que te has marcado como objetivo, otras porque, aun lográndolo, eso no te llena. La solución pasa por conocerse a uno mismo. Por eso lo hemos destacado en el punto anterior como uno de los beneficios del Yoga en la mente.

  1. Fuerza de voluntad

Esto es impagable. El desarrollo de la fuerza de voluntad es otro de los beneficios del Yoga, pero no uno más. Cuando ves que has superado la inactividad física, o que ahora practicas Yoga con gran regularidad, te sientes bien.

Has eliminado la pereza y ese estado de muchas personas, que ven que hay algo mal en su vida, y de verdad les gustaría cambiarlo, pero no están dispuestas a hacer lo que tienen que hacer. Otra forma de decirlo es que en realidad no quieren lo que dicen querer.

Si conoces a alguna de estas personas, lo mejor que puedes hacer por ellas es dejarles ver los beneficios del Yoga en ti, para que les motive. A mí personalmente me parece imposible que alguien consciente de los beneficios del Yoga, no lo practique. Por ello te pido que trates de difundir el Yoga entre todas las personas que conoces.

  1. Optimismo

Los beneficios del Yoga se reúnen todos en la forma de un cambio de mentalidad. Ese optimismo que lo ilumina todo, te da fuerza para superar los obstáculos, y mantiene la ilusión cuando todo va bien. Los beneficios del Yoga te hacen ver la vida desde una perspectiva diferente.

  1. Explota tu potencial mental, intelectual

Relacionado especialmente con el quinto de los beneficios del Yoga en la mente (mejorar la memoria). Cuanto más practiques la meditación más fácil será para ti desarrollar todo tu potencial intelectual porque tendrás una mente más activa, que sabe controlar sus pensamientos, elegir un punto en el que centrar la atención y permanecer concentrada en él durante más tiempo.

Conclusión sobre los beneficios del Yoga

Como habrás podido observar al leer estas líneas, los beneficios del Yoga están todos conectados y se solapan. La razón es que todo tu ser es la unión de cuerpo, mente y espíritu. Todo está conectado.

En este artículo no hemos podido incluir todos los beneficios del Yoga porque son innumerables. Hemos elegido aquellos que son más importantes y sirven para ver la gran dimensión del Yoga.

Conforme avance la ciencia, podremos ver cómo descubrimos mejor nuestro cuerpo y comprobar que los beneficios del Yoga son más en número y más importantes en calidad de lo que nos imaginamos. Esto es así de la misma manera que antes no éramos conscientes de los beneficios del Yoga sobre el colesterol, o el nivel de azúcar, o la reducción de la osteoporosis, etc. Para ello tuvimos que esperar a que el ser humano comenzase a realizar análisis de sangre, descubrir el ADN, y demás.

Y aunque todavía hay mucho por descubrir, los beneficios del Yoga para nuestro cuerpo, mente y espíritu que conocemos hoy en día son más que suficientes para poder decir que es una de las prácticas que pueden cambiar la vida de una persona. El Yoga puede cambiar tu vida. ¡Atrévete y empieza a practicarlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.