Go to Home

Reflexión: Decide creer en Dios y serás bendecido.

Abraham fue llamado amigo de Dios, aquella amistad era el resultado de su comunión con el Señor y por supuesto tenía plena confianza en su cuidado y poder. Estaba dispuesto a obedecer a Dios, pues había aprendido a confiar en él aun en los tiempos más difíciles.

Nos dice la palabra de Dios en Hebreos 11:19 «El consideró que Dios era poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde también, en sentido figurado, lo volvió a recibir».

Debemos resaltar la expresión: «Dios es poderoso para levantar», la palabra griega para levantar es «egéiro» que traduce también: restaurar, resucitar, ponerse de pie, levantarse en guerra, despertar (de la muerte, de la inactividad, de la ruina).

La verdad es que algunas veces el corazón o ciertas áreas específicas de la vida del cristiano se adormecen o caen en inactividad, el frio de la religión o de la rutina cautiva al creyente, es cuando el primer amor se apaga.

Pero, el Señor es poderoso para despertar o activar el corazón, la esperanza, la fe, el fluir en el Espíritu Santo, poderoso es nuestro Dios para revivir lo que ha muerto, o está desfalleciendo.

Cuando decides creer en Dios y seguir su camino, aunque a veces parezca difícil, veras su poder a tu favor, él te recompensará con lo mejor del cielo.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.
.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.