Pros Y Contras Del Puente De Armadura

Pros y Contras de puentes de armadura

Los puentes que tienen superestructura donde los elementos de enlace crean unidades triangulares se conocen como puentes de armadura. Este es uno de los tipos de puentes más antiguos que se encuentran en el mundo de hoy y todavía se consideran una tecnología de vanguardia. Los estilos simples se han analizado desde el siglo XIX y este tipo de puente tiene una capacidad única para soportar la tensión y la compresión más que otros diseños. Son un puente diseñado para funcionar. Aquí hay algunos pros y contras a considerar con la construcción de un nuevo puente de armadura.

Los Pros de un puente de armadura

1. Pueden ser ligeros, pero también son fuertes.
Los puentes de armadura utilizan los materiales que se necesitan para crearlos de manera muy efectiva. Esto hace que sean muy económicos de construir, pero no se comprometen en el suelo del puente. Debido a que utiliza maderas pequeñas, las cerchas son muy fuertes gracias a los triángulos acanalados que son una parte integral de su construcción.

2. Se pueden usar prácticamente en cualquier lugar.
No se necesita mucho esfuerzo para crear un entorno adecuado para que este tipo de puente se instale correctamente. Incluso en lugares donde inicialmente podría parecer imposible colocar un puente, los puentes de armadura pueden proporcionar un vano fuerte que puede contener grandes cantidades de tráfico.

3. La calzada se puede colocar en el propio puente.
Los puentes de armadura son el único tipo de puente donde se puede colocar una plataforma en el puente en sí. Tener un puente permite que las opciones de transporte, incluido el carril, se coloquen en línea recta, proporcionando un punto estable para cruzar cualquier tramo.

Los Contras de un puente de armadura

1. Ocupan mucho espacio.
Un puente de armadura requiere espacio adicional en comparación con otros tipos de puentes. Esto significa que ciertas áreas pueden necesitar ajustar las estructuras existentes para acomodar este nuevo tipo de puente.

2. Son difíciles de mantener.
Estos puentes requieren mucho mantenimiento debido a la cantidad de materiales que se utilizan. Los materiales adicionales le dan al puente mucha resistencia, pero mantener el puente funcional cuesta mucho dinero en materiales y mano de obra. Los materiales añadidos también generan un costo inicial más alto para la instalación del puente que puede ser inmanejable para ciertas comunidades.

3. Requiere un diseño eficiente.
El objetivo de un puente de celosía es que todas las celosías soporten el peso del vano a lo largo del tiempo. Si un diseño no se administra correctamente, podría haber algunos armazones que tienen miembros de presión cero para que no hagan más que verse bien.

Los puentes de armadura son muy resistentes e increíblemente duraderos, por lo que se pueden usar durante varios años cuando se mantienen correctamente. También se consideran el tipo de puente más caro que se puede instalar. Al conocer los pros y los contras de estos puentes, cada comunidad puede decidir si este es el tipo de puente que es apropiado para satisfacer sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.